sábado, noviembre 20, 2004
lanzado al mundo a las 2:16 a. m.
La tristemente famosa SCO llega a Chile representada por una compañia de seguridad informatica relativamente joven, SRB. Esperemos que el acuerdo de distribucion sea solo eso: vender productos y no convertirse en una pieza mas en la maquinaria legal del litigante Darl McBride.
Para los que no tienen idea que es SCO, en resumidas cuentas es una compañia de software Unix que hace un tiempo atras intento poner al movimiento del software libre y codigo abierto en jaque, al acusar filtraciones de codigo propietario hacia el desarrollo de Linux. Todo esto generando una gigantesca batalla legal con IBM, a quien SCO responsabiliza del problema.
La verdad es que aun no se ha probado nada, aun no se muestra ni dice exactamente cuales son las lineas de codigo involucradas y posiblemente "plagiadas". Todo pareciese ser un gran bluff, que tiene sus resultados: SCO recivio una jugosa suma de dinero de Microsoft por un acuerdo de licencia. Por otra parte, SCO ha enviado una serie de cartas muy amistosas a usuarios enterprise de linux para pedir su fair share - $699 dolares por el derecho de utilizar el codigo supuestamente "robado" que incluye Linux.
Entre las declaraciones mas folcloricas del caso estan algunas dadas por representantes de SCO quienes declararon que "Linux no existe", o algunas mas controversiales como que la piedra fundacional del movimiento del software libre, la licencia GPL, "esta pobremente escrita y no es defendible legalmente".
Recientemente incluso Sun se vio involucrada ya que SCO seria contrario a la futura liberacion de Solaris 10 a traves de una licencia de codigo abierto, pues Sun afectaria sus propios derechos y licencias.