lunes, septiembre 25, 2006
lanzado al mundo a las 1:42 p. m.
Ok. Soy demasiado geek y tu demasiado geek-lover. Te lo buscaste y aqui lo tienes. Mi regalo es este. Disfrutalo.

Etiquetas: ,

 
lanzado al mundo a las 10:35 a. m.
Iteración

Hay cosas torcidas, gente torcida, lugares torcidos. Realidades torcidas nunca. Eso seria una contradicción, una especie de sinsentido cobarde y necio. Por definición la realidad es unitaria, inobjetable, absoluta. Hay teóricos de la realidad, conocidos según entiendo como filósofos, que ejercitando lineas de pensamiento que solo puedo etiquetar como patéticas y enfermizas, han deslizado conjeturas esotéricas sobre lo subjetivo que puede ser lo real. No es claro para mi como hasta ahora esas mentes abiertamente patológicas no han sido apuntadas y separadas de la sociedad, como el peligroso tumor que son. Por el contrario, impunes, persisten en sus practicas aberrantes, llegando incluso con el paso del tiempo a forjar un conjunto cacofónico de conocimiento vacuo denominado metafísica. Resulta curioso por lo demás observar los cruces y colisiones, cada vez mas frecuentes, entre esa tal metafísica y el folklore primordial y primitivo conocido como religión. El hecho es por si mismo cómico y –reconozcamos- produce algo de ternura.

Mas preocupante, debido a sus efectos colaterales, es el enfrentamiento infantil y violento entre las distintas construcciones sociales desarrolladas alrededor de la formalización de la metafísica y la religión. Tal formalización, llamada irónicamente teología, es sin duda innecesaria, algo boba y peligrosa. Reflexiono entonces sobre las características cuantitativas de mi trabajo, observando como un par de decisiones aparentemente de mínima importancia, introdujeron quiebres y fallas estructurales al mismo. Sin duda, una vez completado el ciclo actual continuare analizando el comportamiento del sistema, con el objetivo de aplicar tales lecciones aprendidas en el futuro. Esperemos así, con el tiempo y la persistencia de mi lado, lograr mejores resultados y alcanzar eventualmente una Creación, si no perfecta, digna de Mi esfuerzo.


Nota: El texto anterior corresponde a una mensaje capturado por al menos tres radiotelescopios, -incluyendo ALMA en el desierto de Atacama- y pese a su naturaleza fragmentada, ha sido traducida de forma literal utilizando una técnica conocida como empalme morfosemantico. Su origen es aun materia de discusión en círculos científicos y su repercusión mas importante es -hasta ahora- un alza de 7 puntos porcentuales en los bonos emitidos por el Banco Vaticano.

Etiquetas:

 
jueves, septiembre 21, 2006
lanzado al mundo a las 1:50 p. m.
el tiempo tiene propiedades transmateriales dijo -segun recuerdo fragmentadamente- un poeta lejos y en el exilio. es liquido, es solido, es gaseoso. muta y es causa de transmutaciones. es una cosa rara el tiempo cuando se configura como recuerdo. es una cosa scary el tiempo, cuando se las da -con propiedad- de futuro cierto. y he pasado, y hemos pasado todos, al lado de la galeria desanudada, desnuda y desvergonzada de nuestros blogs fisicos o metafisicos. objetos y espacios apilados como trozos de fenomenologia sangrante, desgarrada bit por bit desde las aguas atlanticas que colman nuestros corazones salvajes. de manera simple, el journey que ofrecemos en manda a nuestro propio ego, solo puede ser descrito como un mess multidimensional furiosamente entropico permanentemente enfrentado a su propia ternura fugitiva.

y fuera de la ventana -que es mi ventana- el pais vernacular que reclama y espera. en sus calles, tu recordando las articas tiaras del paisaje antiguo que añoras sinsentido, como niña.

y detras de la ventana, el pasado que se aparece como una alucinacion ligera, infrecuente - pero que por si constituye un issue. seran los kilometros, las alamedas, el desierto o el mismo transantiago quien me traiga las compresas frias para un herida autoinflingida, deseada y en consecuencia, suicida. pero ya ves -y lo ve ella, o tu, o uds tambien. que para renacer hay que morir.

si tan solo jesus hubiese sido budista...

Etiquetas: