jueves, diciembre 08, 2005
lanzado al mundo a las 8:45 p. m.
.. ni podria ser. Durante un tiempo me sume a una rara tribu de universitarios (poco) conocidos como los Poetas No Leidos. El hecho de ser parte de un circulo donde los versos resonaban, nacian, morian y reencarnaban fue la experiencia poetica de mi vida. Pasaron ya unos años y la fogata donde se retorcian nuestros poemas se apago.
Mi propia tinta se evaporo consumida por un noseque. El verso es esquivo, las imagenes planas. Quiero escribir empapado, que me caiga la poesia como en lluvia - pero nada. La sequia es de adentro; y es terrible entonces porque es mia. Porque yo soy la sequia. Porque me busco y solo me encuentro a mi mismo, buscandome. Asi de frustrante, como convertirse en una figura sin rostro en el imaginario torcido de Escher.
Pero la poesia es mas grande que uno. La poesia es de los que sobreviven las temporadas y siempre tienen entre las manos frutos nuevos.
Saludos a los poetas que no pueden escapar de la poesia, saludos a la poesia que sabe seducir a sus poetas.
A mi solo me queda leer el Libro Rojo y esperar el milagro del monzon.

Etiquetas: